Juan Luis Alayón: “La unión es lo más procedente para enfrentarnos a la Administración”

Oct 14, 2020 | Actualidad, Entrevistas

[titulo_personalizado]

FUENTE: ATLANTICOHOY

Juan Luis Alayón es el presidente de la Asociación de Asesores Fiscales de Canarias desde abril de este año. Sí, en pleno estado de alarma, todo un reto. Con una representación en cinco de las islas canarias, (El Hierro y La Gomera están en camino de unirse), Alayón comparte en AtlánticoHoy los desafíos que se le presentan, además de analizar toda la actualidad y futuro del sector en medio de una pandemia que lo ha cambiado todo.

Los ERTE, los problemas de los autónomos, la formación y, sobre todo, un reclamo de unión a todo el sector, son las aristas en las que se centra Juan Luis Alayón en esta entrevista.

Valoración de Juan Luis Alayón sobre los ERTE hasta el 31 de enero

“En principio, para nuestros clientes y nosotros mismos como despacho, va a ser positivo porque nuestros dos motores, que es el sur de Gran Canaria y Tenerife están prácticamente parados y la gente puede estar cubierta, que las empresas puedan tener una oportunidad siempre es beneficioso. Veremos si podemos retomar la temporada turística de invierno y aunque sabemos que no nos vamos a recuperar en un largo periodo de tiempo -muchos dicen que un año y yo creo que van a ser más-, pero por lo menos que las empresas se mantengan y puedan mantener puestos de trabajo, aunque sea con pérdidas”.

 

Autónomos

“Ahí está el gran problema. Muchos autónomos, a partir de julio, dejaron de funcionar por la pandemia. Algunos han aguantado y otros se están viendo con el nuevo cierre de después de agosto. Los hoteles están cerrando, los restaurantes… Y evidentemente los autónomos en Canarias casi todos trabajamos en relación al turismo. A no ser los autónomos de la agricultura, que también, porque son los que van a ofrecer los productos a los hoteles. Es evidente que los autónomos lo están pasando mal y entendemos que va a ser una época muy difícil para ellos”.

“Veremos si podemos retomar la temporada turística de invierno y aunque sabemos que no nos vamos a recuperar en un largo periodo de tiempo -muchos dicen que un año y yo creo que van a ser más-, pero por lo menos que las empresas se mantengan y puedan mantener puestos de trabajo, aunque sea con pérdidas”

 

Cambios en el BOE durante la pandemia

“Como la gran mayoría de los asesores fiscales no tuvimos teletrabajo porque había que ir a los despachos por el tema de los ERTE, de los aplazamientos de Hacienda, estamos pasando una época bastante difícil, con una presión grande a nuestros trabajadores, por parte de la Administración por los requerimientos, por inspecciones, con más de lo normal en comparación con ejercicios anteriores. A eso se une toda esta legislación que está saliendo y que es tan interpretable a veces, que tenemos una inseguridad jurídica importante a la hora de asesorar a nuestros clientes. Lo estamos haciendo lo mejor posible. Ahora puedes asesorar de una manera que creemos, pero esto se va a ver dentro de uno o dos años cuando empiecen las inspecciones por parte de la Seguridad Social, por parte de Hacienda, que es cuando lo vamos a sufrir en cuanto al asesoramiento. Nuestra función es poco oscura. No se nos da visibilidad, pero estamos en el medio, entre la Administración y el contribuyente. Uno de los objetivos de la asociación es tener una colaboración, pero no como la que existe ahora, que se nos denomina colaboradores sociales, en la que esa colaboración solo funciona en un sentido, nosotros con Hacienda. Es una de las cosa que queremos reivindicar, que el asesor lo que quiere es facilitar el trabajo del funcionario de Hacienda y a parte que Hacienda colabora con nosotros en temas de ventanilla única, en que podamos acceder al funcionario sin tener que hacer esas largas colas para presentar un escrito y si voy con cinco clientes tengo que presentar cinco números. Que todas esas cosas de alguna manera se agilicen y que colaboremos en los dos sentidos”.

¿El ciudadano está buscando ayuda durante la pandemia?

“No le queda otro remedio, porque la Administración está prácticamente cerrada. El ciudadano de a pie cualquier cosa que antes podía resolver en la Administración, hoy es “‘coja cita”, “hágalo por internet”… El ciudadano no está preparado. Entonces, se está acudiendo a los asesores, que mucha veces no podemos resolver los problemas de la persona de a pie porque no son cuestiones fiscales, porque a veces van a un asesor fiscal cuando deberían ir a un abogado y que el hecho que la Administración esté cerrada dificulta mucho a la hora de que el ciudadano pueda resolver sus problemas”.

La mayor preocupación del ciudadano

“En nuestro caso, los impuestos. Es evidente que la preocupación en estos momentos son los aplazamientos, que no haya actividad, que no han podido remontar, que dentro de un mes todos los aplazamientos en meses de la pandemia ahora hay que hacerles frente. Se crean una serie de problemas que intentamos resolver y que de alguna manera el ciudadano es lo que más le preocupa y nuestro trabajo es hacer eso y por eso pedimos la colaboración de la Administración”.

Perspectivas de futuro

“Espero que esto tenga un periodo rápido de terminación, pero tal y como van las cosas, las expectativas es que este año no va a haber navidades y esas reuniones que había antes. No sabemos qué va a pasar de aquí a tres meses. Espero que en 2021 esto se pueda controlar y que el empresariado pueda salir adelante. ¿Expectativa de futuro? Lo vamos a pasar mal con nuestra economía. Se nota un poco, opinión personal, la desidia por parte de los políticos a la hora de reactivar la economía, porque nosotros tenemos unas condiciones especiales que no tienen otros territorios de España. A nosotros creo que nos va a afectar de manera más importante que al resto de España. Dependemos mucho del turismo, la agricultura, aunque parece que ya hay gente joven que se está dedicando a ella, pero no da para todo el mundo. Lo que sí necesitamos es que los políticos se unan para que la actividad económica en Canarias salga adelante y reivindicar ante el estado nuestras singularidades y la aplicación de todos los beneficios fiscales que tenemos y que son importantes”.

“Lo vamos a pasar mal con nuestra economía. Se nota un poco, opinión personal, la desidia por parte de los políticos a la hora de reactivar la economía, porque nosotros tenemos unas condiciones especiales que no tienen otros territorios de España”

Desunión frente a las reivindicaciones

“Dentro de los objetivos que nos hemos marcado en nuestra asociación es que en nuestra profesión, bueno, actividad, porque como profesión no está regulada, sí vemos una separación en cuanto a los colectivos que nos dedicamos a lo mismo. Vamos de manera separada a los sitios. Creo que la unión sería lo más procedente a la hora de enfrentarnos a la Administración, a las reivindicaciones que queramos hacer. No es lo mismo un colectivo de dos mil o tres mil despachos que vaya una asociación de asesores fiscales con 300 asociados o el Colegio Economista con 500… Tanto aquí como en Las Palmas. Nosotros somos un territorio acotado y creo que tenemos que unirnos todos, independientemente que después en nuestra casa funcionemos de una manera independiente con nuestras reglas. Pero hay determinadas circunstancias como son la formación, el acceder a la administración para reivindicar estas mejoras y colaboraciones. Siempre es mejor ir de la mano. Hay un ejemplo claro: somos el único colectivo que no consiguió nada de los políticos en el momento de los políticos. No se nos retrasó la declaración de la renta, tuvimos que cumplir todos los plazos, se tuvieron que cumplir los plazos del impuesto sobre sociedades, aunque después salió un decreto, que a ver cómo se interpreta, que te permite hacer una complementaria… Es evidente que ahí nos faltó unión, porque cada uno levantamos la voz por nuestro lado. Como asesores fiscales en Canarias, no tenemos nada que envidiar al resto de España. Nos falta unión en determinados temas para solicitar esas mejoras, no solo para nosotros, sino para los contribuyentes. Se enfadan con nosotros tanto los clientes como la administración. Siempre nos toca”.

Retos en la Asociación

“Mi reto y el de la junta directiva que está conmigo es principalmente que el asociado se identifique con la asociación, que participe. Que la asociación no sea un mero registro. La formación es una de las cosas importantes para poder prestar un servicio de calidad al cliente, que propongan esa formación, porque los que estamos en la junta podemos decidir si hacer un curso o una formación que no es la que el asociado quiere. Más que nada, que haya una participación del asociado y sobre todo, que podamos en todas las islas en las que tenemos representación, y en las que no también, para que esto sea una asociación regional y que podamos colaborar con la Administración y con las empresas privadas y con nuestros compañeros de otras instituciones, que es lo que pretendemos desde un principio”.

 

FUENTE: ATLANTICOHOY